domingo, 8 de abril de 2012

Florence Nightingale

Florence Nightingale (orden del mérito del Reino Unido, Real Cruz Roja) (n. Florencia 1820 - m. Londres 1910), fue una célebre enfermera, escritora y estadística británica, considerada una de las pioneras de la enfermería moderna y creadora del primer modelo conceptual de enfermería. Se destacó desde muy joven en matemáticas y aplicó sus conocimientos de estadística a la epidemiología y la estadística sanitaria. Fue la primera mujer admitida en la Royal Statistical Society británica, y miembro honorario de la American Statistical Association.

Sentó las bases de la profesionalización de la enfermería con el establecimiento, en 1860, de su escuela de enfermería en el Hospital Saint Thomas de Londres, actualmente parte integrante del King's College de Londres y del National Health Service. Fue la primera escuela laica de enfermería en el mundo. Su trabajo fue la fuente de inspiración de Henri Dunant, fundador de la Cruz Roja y autor de las propuestas humanitarias adoptadas por la Convención de Ginebra.

Nightingale creía que Dios la había inspirado para ser enfermera. Alcanzó fama mundial por sus trabajos pioneros de enfermería en la asistencia a los heridos durante la Guerra de Crimea. A partir de ese momento fue conocida como "la dama de la lámpara", por su costumbre de realizar rondas nocturnas con una lámpara para atender a sus pacientes. En 1883, la Reina Victoria le otorgó la Real Cruz Roja, y en 1907 se convirtió en la primera mujer en recibir la Orden de Mérito del Reino Unido. En 1908, le fueron otorgadas las llaves de la ciudad de Londres.

El Juramento Nightingale, efectuado por las enfermeras al graduarse, fue creado en su honor en 1883 y el Día Internacional de la Enfermería se celebra en la fecha de su cumpleaños.

Nació en el seno de una familia británica de clase alta en Villa Colombaia, Florencia. Sus padres fueron William Edward Nightingale y Frances Smith. Inspirada, por lo que ella interpretó como una llamada de Dios, Florence anunció en 1837 (mientras se encontraba en Embley Park) su decisión de dedicarse a la enfermería. Esta decisisón consituía un desafío para las reglas sociales de la época, donde el único rol de la mujer era el de madre y esposa. Tras muchos sacrificios y la fuerte oposición de su familia, Nightingale logró formarse como enfermera. El escritor y poeta Richard Monckton Milnes llegó a proponerle matrimonio pero ella, convencida que este matrimonio interferiría en su decisión de dedicarse a la enfermería, lo rechazó.

La contribución más famosa de Florence tuvo lugar durante la Guerra de Crimea. El 21 de octubre de 1854, ella y su equipo de 38 enfermeras voluntarias, al que entrenó personalmente y que incluía a su tía Mai Smith, fueron trasladadas al Imperio Otomano, donde se había instalado la principal base de operaciones británica.

Llegaron a principios de noviembre de 1854 a las Barracas de Selimiye en Scutari y se encontraron con que los soldados heridos recibían tratamientos totalmente inadecuados por parte del sobrecargado equipo médico, mientras que los oficiales eran indiferentes a esta situación. Los suministros médicos eran escasos, la higiene pésima y las infecciones comunes y, en muchos casos, fatales. No había un equipamiento apropiado para procesar los alimentos de los pacientes.

A principios del s. XX, se aceptaba que su gestión de Nightingale redujo el índice de mortalidad del 42 al 2% ya sea realizando mejoras en la higiene o reclamando a la Comisión Sanitaria (segun la primera edicion del Dictionary of national biography). De hecho, la cantidad de muertes no disminuyó, sino que aumentó. El número de muertes era superior al de todos los hospitales de la región.

Durante su primer verano en Scutari, 4.077 soldados perdieron la vida. Prevaleciendo las muertes por tifus, fiebre tifoidea, cólera y disentería. Las condiciones en el hospital eran tan nocivas para los pacientes debido al hacinamiento, a los deficientes desagües y a la falta de ventilación. Seis meses después de su llegada, efectuó la limpieza de los vertederos contamimantes y mejoró la ventilación. A partir de esas medidas el índice de mortalidad bajó rapidamente.

Durante la guerra ella no quiso reconocer que la falta de higiene era una de las principales causas de muerte, creyendo que el gran número de muertes se debía a la mala nutrición, la falta de suministros médicos y el agotamiento extremo de los soldados. Cuando volvió a Londres, empezó a reunir pruebas para la Comisión Real para la Salud en el Ejército a fin de sustentar su posición de que los soldados fallecían por las malas condiciones de vida en el hospital. Esta experiéncia la llevo a abogar por la importáncia de mejorar las condiciones sanitarias de los hospitales.  Ayudó a reducir las muertes en el ejército en tiempos de paz y promovió el correcto diseño sanitario de los hospitales.

En el año 1860 fundó la Escuela de Entrenamiento Nightingale (Nightingale Trainning School) en el Hospital Saint Thomas. Actualmente se llama Escuela Florence Nightingale de Enfermería y Partería (Florence Nightingale School of Nursing and Midwifery) y forma parte del King's College de Londres. Las primeras enfermeras entrenadas en esta escuela comezaron a trabajar en 1865 en la Enfermería Liverpool Workhouse (Liverpool Workhouse Infirmary). Recolectó fondos para el Royal Buckinghamshire Hospital, cerca de su hogar familiar, lo cual permitió que el hospital atendiera a mayor cantidad de pacientes, al poder mantener bajas las tasas de admisión.

En 1859 publicó sus Notas sobre Enfermería: Qué es y qué no es (Notes of nursing: What it is, and waht it is not) que sirvieron y sirven como base de estudios de las diferentes escuelas de enfermería.

El 13 de agosto de 1910, a los 90 años, falleció mientras dormía en su habitación del nº 10 de South Street, Park Lane. La oferta de sepultura en la Abadía de Westminster fue rechazada por su familia y fue sepultada en el cementerio de la Iglesia de St. Margaret en East Wellow, Hampshire.

Juramento de Nightingale


"Juro solemnemente ante Dios, y en presencia de esta Asamblea, llevar una vida digna y ejercer mi profesión honradamente.

Me abstendré de todo cuanto sea nocivo o dañino, y no tomaré o administraré cualquier sustancia o producto que sea perjudicial para la salud.

Haré todo lo que esté a mi alcance para elevar el nivel de la enfermería y consideraré como confidencial toda información que me sea revelada en el ejercicio de mi profesión, así como todos los asuntos familiares de mis pacientes.

Seré una fiel asistente de la medicina, y dedicaré mi vida al bienestar de las personas confiadas a mi cuidado."








No hay comentarios:

Publicar un comentario