viernes, 29 de junio de 2012

Mi infancia

Nací en el seno de una familia humilde el dia 7 de mayo de 1923; tercer hijo del matrimonio habido entre Antonio y Ángeles. Mi nacimiento tubo lugar en una pequeña y sencilla casa en el centro de Lentegí, pueblo donde he pasado mi infancia, mi madurez y donde ahora estoy gozando de la senectud.

En aquellos tiempos, como mi familia era muy numerosa y muy humilde, mis padres no se podían permitir comprar juguetes para mi, mis hermanos y hermanas, pero no le dábamos mucha importancia porque eramos felices con lo que teníamos. Recuerdo que me gustaba mucho jugar al escondite con mis hermanos y el resto de niños del pueblo, todas las tardes, ya fuera invierno o verano, las calles del pueblo se llenaban de la música de nuestras risas, de las alegrías de niños felices que aún no sabían nada de la vida, de niños que no sabían lo que era una guerra y lo que era morirse, literalmente, de hambre.

Los niños que no éramos ricos, coleccionábamos piedrecitas de colores y hacíamos ver que jugábamos a las canicas, organizando torneos y campeonatos. A veces, mi madre me daba algún pañuelo o trapo viejo para jugar al juego del pañuelo con mis amigos, y jugábamos hasta que nuestras madres nos llamaban para ir a cenar o bien hasta que acabábamos tan cansados que lo único que deseábamos era ir a descansar y comer algún que otro dulce.

Entre gritos y risas de niño feliz, recuerdo el día de mi Primera Comunión, desgraciadamente este recuerdo se va borrando poco a poco y no tengo ninguna fotografía para poder recordarlo cuando mi enfermedad esté más avanzada. Mi madre y mi madrina me confeccionaron un traje de comunión que a mi no me gustaba nada, pero que me puse con mucho orgullo, porque el día de la Comunión es uno de los días más importantes en la vida de un niño. Después de la correspondiente misa, fui a comer al campo con toda la familia (abuelos, tíos y tías, primos...), fue muy divertido, todos bromeaban y me daban dinero o lo que buenamente podían. Me sentía el niño más rico del pueblo porque, en total, me dieron 8 reales y los ahorré durante mucho tiempo como si fueran el tesoro más grande del mundo.

Recordando, ahora, estas escenas de mi infancia siento nostalgia de la inocente felicidad de aquella época, echo de menos a mis amigos, correr y reír sin preocupaciones, lastimarme las rodillas y los codos para que después mi madre me los cure y me dedique palabras dulces y amorosas. Echo de menos las chocolatadas del día de Navidad y las rosquillas tan buenas que nos hacía mi madre, a mi y a mis hermanos.

De la escuela no puedo hablar mucho, ya que no pude asistir porque solo los hijos de los ricos se podían permitir pagar un tutor, ya que en el pueblo no había colegio público. Me quedaba mirando con la boca abierta a aquellos niños listos, ricos, que podían gozar del lujo de ir al colegio, los envidiaba por el simple hecho que ellos podrían aspirar a algo más que a ser simples campesinos y jornaleros. En cambio, yo tenía que ayudar a mis padres en el campo y cuidar de mis hermanos más pequeños, pero no por ello era menos feliz ni menos inocente que el resto de los niños.

Quien soy yo

He recibido la alegre noticia de que mi nieta quiere escribir sobre mi vida, al escuchar su propuesta me he alegrado mucho ya que me gusta explicar mi historia... mi vida... pero no se durante cuanto tiempo podré seguir recordando lo que escribiré en este documento, que ahora forma parte de mi vida, ya que el Alzheimer es una enfermedad que no tiene descanso, es como una enemiga que quiere acabar conmigo pero que no sabe que también acabará con ella misma. Como, por desgracia, yo no se leer ni escribir explicaré la historia a mi nieta y ella será mis manos, la persona que dará vida a la historia en el papel, la que llenará las páginas blancas y muertas de pequeños recuerdos, alegrías y tristezas. Pero ahora dejemos de lado todo esto y comencemos con la historia que, aunque no durará mucho en mi memoria, quedará grabada para siempre en este papel.

Me llamo Antonio. Vivo en la calle estación, en un pequeño pueblecito de la sierra de Granada, situado en uno de los valles tropicales más importantes del país. Y este es el resumen de mi vida.


domingo, 24 de junio de 2012

PORQUÉ QUIER''O SER ENFERMERA??


  1. Porque dormir más es vivir menos.
  2. Porque vaya donde vaya solo veo virus, bacterias y hongos.
  3. Porque he aprendido a mirar a las personas de otra manera.
  4. Porque tengo un plus por responsabilidad.
  5. Porque en un turno de noche puedes tener más sexo que en 5 años enteros.
  6. Porque soy masoquista.
  7. Porque mis manos están tan lavadas con soluciones alcohólicas que parecen 2 estropajos y eso me pone.
  8. Porque me van los exámenes de 3 y 4 horas con el 50% de las preguntas tipo test y el 50 % de las preguntas de desarrollar, donde el enunciado ocupa medio folio y solo Dios sabe que es lo que te están preguntando... y porque no? porque amo repetir estadística!!!!
  9. Porque es todo un lujo desayunar cuando los demás comen, comer cuando los demás cenan y cenar cuando los demás duermen.
  10. Porque necesitaba saber cuanta coca cola puedo beber, cuantos tupper's y comidas frías puedo ingerir y cuanto café puedo soportar.
  11. Porque nadie sabrá que horario tienes por más que expliques tu cartelera.
  12. Porque es interesante tener exámenes cuando tus amigos están de fiesta.
  13. Porque tus ojos brillarán de una forma especial cuando veas las venas de tus amigos y pienses: ahí cabría una vía de calibre 18 sin problemas.
  14. Porque la sensación de sacar a alguien de una parada cardiorrespiratoria aporta más adrenalina que el puenting.
  15. Porque sé de enfermedades que no aparecen ni en Hospital Central, Urgencias, House, Anatomía de Grey, ni en Expediente X.
  16. Porque he sacado cosas de agujeros insospechados.
  17. Porque los pacientes me lo agradecerán siempre...
  18. Porque el hospital es como Gran Hermano, La Casa de Tu Vida, etc.
  19. Porque una vez leí que la palmas a las 72 horas sin dormir y quería comprobarlo.
  20. Porque en ninguna otra cafetería de la universidad te llaman por tu nombre.
  21. Porque es todo un reto abrir un set estéril.
  22. Porque quería experimentar por mi misma lo que es tener 25 enfermos a mi cargo.
  23. Porque cuando comienzas el turno nadie sabe que te deparará el dia.
  24. Porque todos os acercais a mi para preguntarme que es lo que podéis tomar.
  25. Porque es toda una experiencia trabajar en las prácticas para que paguen a otro.
  26. Porque cada día sueño con que el doctor arregla los estropícios que dejan los pacientes en la cama diciendo: no te preocupes ya lo recojo yo.
  27. Porque con los recortes y ante la falta de recursos estoy explotando mi gran creatividad.
  28. Porque me pone que tengas que pagar por trabajar gratis.
  29. Porque la máquina de café de la universidad tiene un mono loco dentro que los hace.
  30. Porque me gusta sacar sangre.
  31. Porque a parte de enfermería aprendo márketing, relaciones publicas y audiovisuales.
  32. Porque hacer horas de cola ante la fotocopiadora es lo más.
  33. Porque es una de las carreras más caras.
  34. Porque mi futuro es tan negro que rapea.
  35. Porque adoro llevar toda una farmacia en mi bolsillo.
  36. Porque cada vez tenemos más materia y menos tiempo.

martes, 5 de junio de 2012

María Teresa de Calcuta

La Madre Teresa de Calcuta (n. Uskub, Imperio Otomano (Skopie, Macedonia), 1910 - m. Calcuta, India 1997), nacida como Agnes Gonxha Bojaxhiu, fue una monja católica de origen albanés, naturalizada india, que fundó la congregación de las Misioneras de la Caridad en Calcuta en 1950. Durante más de 45 años atendió a pobres, enfermos, huérfanos y moribundos, al mismo tiempo que guiaba la expansión de su congregación, primeramente en la India y luego en otros países del mundo. Tras su muerte, fue beatificada por el Papa Juan Pablo II, otorgándole el título de Beata Teresa de Calcuta.

Agnes descubrió su vocación religiosa desde temprana edad, y para 1928 ya había decidido que dedicaría el resto de su vida a Dios. Fue entonces cuando optó por cambiar su nombre a Teresa en referencia a la santa patrona de los misioneros. Thérèse de Lisieux. si bien dedicó los siguientes 20 años a enseñar en el convento irlandés de Loreto, comenzó a preocuparse por los enfermos y los pobres de la ciudad de Calcuta. Esto la llevó a fundar una congregación con el objetivo de ayudar a los marginados de la sociedad, primordialmente enfermos, pobres y personas sin hogar.

En los 70 era conocida internacionalmente y había adquirido reputación de persona humanitaria y defensora de los pobres e indefensos, en patre por el documental y libro Something Beautiful for God, de Malcom Muggeridge. Obtuvo el Premio Nobel de la Paz en el 79 y el más alto galardón civil de la India, el Bharat Ratna, en los 80, por su labor humanitaria.



domingo, 3 de junio de 2012

La homosexualidad

La homosexualidad masculina ha sido descrita en las culturas celtas de la antigüedad por los autores griegos y romanos.

La primera mención del homoerotismo en las culturas celtas es de mediados del siglo IV a.C. hecha por Aristóteles. En su segundo libre señala que entre los celtas, al contrario que entre otros pueblos guerreros, el amor entre hombres es aceptado y que éste se tiene en alta consideración.

El informe sobre la homosexualidad celta que más influencia ha tenido en la investigación procede de la pluma de Posidonio de Apamea, que realizó extensos viajes por el mediterráneo, visitando también naciones vecinas, sobretodo las de Masalia (Marsella), una polis colonial griega en la época. Entre los vecinos de Masalia, en el sur de la Galia, vivían los celtas, por lo que Posidonio puede considerarse como un testigo presencial. Su descripción del extendido erotismo entre hombres de los celtas no se ha conservado en su forma original. Los recuentos sobre el tema, incluidos en las compilaciones de Diodoro Sículo, así como en el retórico Ateneo de Náucratis, se remontan a Posidonio. Diodoro afirma lo siguiente sobre la vida sexual de los celtas de la Galia:

"Aunque tienen mujeres muy hermosas, se ocupaban poco de ellas [...] los hombres son mucho más aficionados al propio sexo; acostados sobre pieles, se divierten con un amante a cada lado. Lo más extraordinario es que no tienen el menor recato ni dignidad; se ofrecen a otros hombres sin la menor compunción. A demás, este comportamiento no es despreciado o considerado vergonzoso: al contrario, si uno de ellos es rechazado por otro al que se ha ofrecido, se ofende"




sábado, 2 de junio de 2012

Cressee

Ingredientes

  • 350 - 400 g de harina.
  • 2 huevos.
  • 2 cucharas de azúcar.
  • 1 cucharilla de jengibre.
  • 12 - 50 g de azafrán.
  • 100 g de queso.
  • 1 cucharada de manteca o aceite.
Elaboración

  1. Amasar la harina con los huevos hasta obtener una masa homogeneay partirla en dos partes iguales.
  2. En el mortero, machacar el azafrán y añadirle media cucharilla para que suelte el color.
  3. Mezclar una parte de la masa con el jugo del azafrán obtenido en el mortero y la otra parte dejarla sin teñir.
  4. Con el rodillo trabajar las dos partes de la masa, hasta que obtengan el grosor de un dedo.
  5. Cortar la masa en tiras largas de 2 cm de ancho.
  6. Trenzar las tiras de manera que las teñidas vayan en un sentido y las no teñidas en otro, donde se juntan las tiras pegarlas con una gota de agua.
  7. Una vez terminado el trenzado, repasarlo con el rodillo para igualar el grosor de toda la superfície (debería quedar como la tabla de ajedrez o una tela gruesa con cuadraditos).
  8. Poner la trenza en agua templada y hervir durante 10 minutos.
  9. Rallar el queso y es polvorear la mitad encima de un plato.
  10. Sacar el Cressee del agua, escurrir y ponerlo encima del plato con el queso y espolvorear la otra parte del queso rayado por encima del cressee.
  11. Añadir la manteca o el aceite y servir.