miércoles, 27 de febrero de 2013

Castillo de Vila-romà

Como su nombre indica, Vila-romà (Villa Romana), sus orígenes son muy antiguos, posiblemente construido sobre una villa romana, que a su vez fue construida sobre un asentamiento íbero. Lo que hoy se conserva se data en la época visigoda, basándonos en una pared construida con la técnica opus spicatum, un tipo de construcción visigoda.

En el año 1277 la familia Alemany, que había sido propietaria del castillo, lo vende con todas sus posesiones a la mitra de Gerona. Cumpliendo las órdenes dadas en el testamento por Pere Alemany: "Vender el castillo a una entidad religiosa para que se me perdonen todos los males que he cometido". Sin dejar claros cuales eran esos males.

El obispo de Girona, Pere de Castellnou, compra el castillo por 25.000 sueldos. El rey Pedro III, el Grande, de Aragón compra el castillo de Sant Esteve de mar, por 7.000 sueldos. Ambos aliados compran los castillos importantes del término para fundar la villa y el puerto de Palamós, con la intención de reunir una flota para conquistar Sicília.

El castillo de Vila-romà será para siempre más posesión de la mitra de Girona, hasta la abolición del antiguo régimen. El obispado lo dejará en feudo a varias familias de Vila-romà. A partir del siglo XV, con la despoblación del valle de Vila-romà, en favor de Sant Joan de Vila-romà y Palamós, el castillo sufrirá épocas de abandono, hasta que los invasores franceses lo dinamiten en el año 1814.

El castillo, está presente en leyendas y historias que nos hablan de bandoleros y fantasmas, y del testamento del ultimo Señor de Vila-romà en el cual la leyenda cuenta que dijo: "... que el mal no salga de estos muros nunca más...". Los más mayores aseguran que el alma de Pere Alemany, atormentada por los pecados cometidos, aún deambula entre los muros del castillo.

En el siglo XV, según los inventarios de la mitra, el castillo estaba formado por 3 habitaciones, 2 cocinas, una bodega, un almacén, el pórtico, la planta noble y en la torre norte había una capilla dedicada a San Antonio, lujosamente decorada con los colores del escudo de Palamós. Entre los utensilios destacan ballestas y escudos, recuerdo de los tiempos de la familia Alemany, ropas y banderas que portaban la insigna del castillo.

Señores de Vila-romà

  • Alemany de Vall-llobrega (1137 - 1174).
  • Pere Alemany y Adelaidis de Vall-llobrega (1174 - 1258).
  • Pere Alemany y Blanca (1258 - 1277).
  • Pere de Castellnou, obispo de Gerona, pasa a la mitra de Gerona, que enfeuda el castillo a varias familias terratenientes:
    • Los Arenys, siglos XIV y XV.
    • Los Ribes, siglos XV y XVII.
    • Los Antoniet, siglos XVIII y XIX.

domingo, 24 de febrero de 2013

Chocolate

El chocolate es el alimento que se obtiene mezclando azúcar con dos productos derivados de la manipulación de las semillas del cacao: una materia sólida (pasta de cacao) y de materia grasa (manteca de cacao). A partir de esta combinación básica, se elaboran los distintos tipos de chocolate, que dependen de la proporción entre estos elementos y de su mezcla o no con otros productos como: leche y frutos secos.

No se conocen los orígenes del árbol del cacao. Algunas teorías proponen que su diseminación empezó en las tierrastropicales de América del Sur, en el rio Orinoco o el Amazonas, extendiéndose hasta llegar al sureste de México. Lo que se tiene por hecho es que las primeras evidencias de uso humano se encuentran en territorio mexicano, que hace mucho tiempo fue ocupado por culturas prehispánicas.

En los primeros tiempos el consumo parece haber sido en forma de una especie de cerveza, una bebida basada en la fermentación. Tal cerveza de chocolate tenía una importante función ritual y se usaba en las celebraciones de matrimonios. Los olmecas, mayas y mexicas comenzaron a consumir el chocolate derivado de la pasta de los granos aliñada con chile. En forma semi líquida y líquida, el chocolate era la bebida preferida de la realeza, que lo consumían en jarras especiales (jícaras). Era considerado un alimento tonificante o energizante que se podía consumir mezclado con una masa de harina de maíz, chiles y miel.

Según la mitología maya, Kukulkán le dio el cacao a los mayas después de la creación de la humanidad. jecja de maíz (ixim) por la diosa Xmucané. Los mayas celebraban un festival anual para honrar al dios del Cacao, Ek Chuah, un evento que incluía sacrificios animales con marcas pintadas de chocolate, ofrendas de cacao, plumas, incienso y intercambio de regalos.

Siglos después de los mayas, los mexicas (aztecas) continuaron el gusto por el chocolha maya. El emperador Moctezuma gustaba de beber una taza de éste diluido en agua. Era un alimento muy común entre los mexicas y mayas. Su preparación se efectuaba de la siguiente manera: las semillas de cacao eran tostadas y luego trituradas para hacer una pasta que después se mezclaba con agua. Se le quitaba la espuma y luego se volvía a mezclar con la bebida, finalmente se batía para formar un líquido con una espuma consistente que se bebía fría. A esta preparación se le añadía diferentes ingredientes como: chile, achiote, vainilla, miel y harina de maíz. Era una bebida muy energética pero amarga y picante.

En México, las semillas de cacao eran tan apreciadas por los aztecas que eran usadas como moneda corriente para el comercio. El cacao también era usado como moneda en las culturas prehispánicas ya que era uno de los productos que se usaban para pagar el tributo al "tlatohani".

El primer europeo que probó este producto, antecedente del chocolate, fue el mismo Cristóbal Colón en 1502 al llegar a la isla Guanaja (Isla de Pinos en Honduras) en su cuarto viaje a América. Cristóbal Colón, a su vuelta a España, lleva muestras de cacao a los Reyes Católicos, sin embargo no tiene éxito por su sabor amargo y picante y por su aspecto sucio. Aun así es de las muestras que Hernán Cortés, también consciente del valor del cacao entre los aztecas, decidió llevarse consigo a la España de Carlos I en 1528 de donde surge la historia del chocolate en Europa.

En el siglo XVI Hernán Cortés introdujo en la Corte Española el chocolate que bebían los aztecas. Las damas de la realeza española se lo reservaban para ellas y lo tomaban en secreto, condimentado con especies y pimienta. La bebida de chocolate fue popular con los religiosos de México, y cuando regresaban a España trajeron el cacao consigo para tener esa bebida. Con el tiempo, se introdujo en los estratos más altos de la sociedad europea.

La incorporación de azúcar (y de especias como vainilla y canela) a esta bebida. Tal combinación se asocia a la obra de miembros de órdenes religiosas: las monjas de un convento de Oaxaca (México) y los monjes del Monasterio de Piedra, en Zaragoza, son los dos lugares han sido los primeros en poner en práctica por primera vez dicha combinación.


miércoles, 20 de febrero de 2013

Kalanchoe medicinal


Kalanchoe es un género con cerca de 125 especies de la familia Crasulaceae, nativas del Viejo Mundo, aunque unas cuantas han sido introducidas en el Nuevo Mundo y crecen en estado silvestre. 

La mayoría son arbustos o herbáceas perennes, con unas pocas anuales o bienales. La más grande, la Kalanchoe Beharensis, de Madagascar, puede alcanzar los 6 m de altura, sin embargo la mayoría no supera 1 m.

Tienen hojas carnosas, de color verde medio a oscuro, con cubierta cérea. Los miembros del género se caracterizan por abrir sus flores haciendo crecer nuevas células en la superficie interior de los pétalos para forzarlas a salir y en la parte exterior para cerrarlas.

Surgen en tallos florales, grandes umbelas de colores rosa, rojo, púrpura, amarillo o blanco según la especie o variedad. Florece desde comienzos del invierno hasta la primavera.

Propiedades medicinales

Las Kalanchoe son plantas que actúan globalmente dentro del organismo y, por lo tanto, su espectro de acción es amplio. Esta indicada en:

  • Lesiones y enfermedades relacionadas con daños celulares, en especial el cáncer.
  • Heridas profundas y gangrenadas.
  • Infecciones y quemaduras.
  • Tumores y abscesos.
  • Reumatismo.
  • Inflamaciones.
  • Hipertensión.
  • Cólicos renales.
  • Diarrea.
  • Enfermedades psicológicas como: crisis de pánico y fobias.

Modo de empleo

  • Externo: hojas machacadas en forma de cataplasma, compresa o emplaste; zumo de las hojas con aceite o vaselina para usar como ungüento. Usada de esta forma la planta es antiinflamatoria, antihemorrágica, astringente y cicatrizante.

  • Interno: hojas crudas en ensalada; zumo fresco; hojas en infusión.

  • Dosis para uso interno: 30 gr diarios de hoja fresca en dos tomas. En infusión podemos hacer 3 infusiones al día.
Contraindicaciones

No tomarlas durante el embarazo ya que pueden estimular las contracciones uterinas. No se recomienda usar la planta de forma continuada por largos periodos de tiempo si no es para tratamiento. Su composición incluye compuestos como bufadienólidos que son glucósidos cardíacos, por lo que en pacientes afectados por cardiopatías hay que consultar con el médico. Puede haber toxicidad si se abusa de la planta.