martes, 31 de diciembre de 2013

Avicena

Avicena o Ibn Sina (en árabe) fue un médico, filósofo, científico y polímata persa. Sus textos más famosos son "El libro de la curación" y el "Canon de Medicina", también conocido como el "Canon de Avicena". Sus discípulos lo llamaban "Cheikh el-Raïs", que significa "El príncipe de los sabios"; otros titulos que le fueron otorgados son: El más grande de los médicos, el Maestro por excelencia y El Tercer Maestro (después de Aristóteles y Al-Farabi). Es considerado como el mejor médico de todos los tiempos.

Biografía

Nació el 7 agosto del año 980 DC en Isfahán, actual província de Khorasán (Uzbekistán). Sus padres eran musulmanes.

Su interés por las ciencias naturales y la medicina fue precoz, tanto que a los 14 años ya las estudiaba sin necesidad de ningún maestro. Tenía una memoria excelente y podía recitar el corán de memoria.

Cuando su padre fue nombrado funcionario, lo acompañó a Bujará (província perteneciente a Uzbekistán), que entonces era capital de Persia y allí estudió las ciencias de la época, como: física, matemáticas, filosofía, lógica y el Corán. Se vio influido por un tratado de Al-Farabi que le permitió superar las dificultades que encontró en el estudio de la "Metafísica" de Aristóteles. Esta precocidad en los estudios también se reflejó en una precocidad en su carrera, ya que a los 16 años ya supervisaba a médicos famosos y a los 17 gozaba de una gran fama como médico por haber salvado la vida del Emir Nur ibn Mansur.

Consiguió permiso para acceder a la Biblioteca Real de Persia, donde amplió sus conocimientos en matemáticas, música y astronomía. Al llegar a la mayoría de edad, ya había estudiado todas las ciencias conocidas. Se convirtió en médico de la corte y en consejero de temas científicos hasta la caída de la dinastía Samánida.

En Hamadán (una província de Irán), el Emir búyida Shams al-Dawla lo eligió como ministro. Se impuso entonces, un programa de trabajo agotador dedicándose de día a los actos públicos y, por la noche, al estudio y práctica de las ciencias. Trabajaba y dirigía la composición del Shifa y del Canon de Médicina.

A los 20 años, y con la mediación de Abu Bakr al-Barjuy, escribió 10 volúmenes llamados El tratado del resultante y el resultado y un estudio de las costumbres de la época conocido como La inocencia y el pecado. Con estos libros su fama de escritor, filósofo, médico y astrónomo se extendió por toda Persia.

En el año 1021, con la subida al trono del emir Sama' ad-Dawla (hijo de Shams al-Dawla) se hicieron patentes las ambiciones y los rencores contra Avicena. Vícitma de las intrigas políticas, el sabio fue encarcelado. Disfrazado de mendigo, Avicena consiguió evadirse de la cárcel y huyó hacia Isfahán junto al emir Ala ad-Dawla Muhammad.

Con 32 años, inició su obra maestra el célebre Canon de Medicina, que contiene una recopilación de conocimientos médicos y farmacéuticos en 5 volumenes.

Durante una expedición a Hamadán, en el actual Irán, el filósofo sufrió una crisis intestinal grave. Intentó curarse solo pero su remedio le fue fatal. Finalmente, falleció a la edad de 57 años, tras una vida ajetreada, agotado por el exceso de trabajo.





jueves, 12 de diciembre de 2013

Bizcocho de las Carmelitas Descalzas

Normalmente este bizcocho se prepara con un vaso de masa madre que te tiene que haber regalado otra persona, ya que se cree que esto da buena suerte. La tradición dicta que debemos empezar a elaborar el bizcocho en jueves, ya que el proceso de elaboración dura 10 días y así lo tendríamos listo para el domingo.

Ingredientes

Ingredientes para la masa madre (si no nos la regalan).


  • 110 gr de harina.
  • 1 vaso de leche.
  • 85 g de azúcar.
  • 1/2 sobre de levadura Royal.

Ingredientes para el bizcocho.


  • 1 vaso de masa madre regalada.
  • 440 gr de harina.
  • 175 gr de azúcar.
  • 2 vasos de leche.
  • 180 ml de aceite.
  • Un puñado de nueces.
  • 1 manzana troceada.
  • 2 huevos.
  • 1 sobre de levadura royal.
  • 1 pizca de sal.
  • 1 pizca de canela en polvo.

Elaboración


  1. Si no te regalan la masa madre, la puedes preparar con la mezcla de ingredientes nombrados anteriormente. Deja reposar la masa madre en un lugar fresco durante 24 horas, no la pongas en la nevera.
  2. Elaboración del bizcocho:
    1. Día 1: Jueves. Verter la masa madre en un recipiente amplio y añadimos 85 gr de azúcar y 110 gr de harina. Dejamos reposar sin mezclar.
    2. Dia 2: Viernes. Mezclar el preparado del día anterior. Dejamos reposar.
    3. Día 3: Sábado. No hacemos nada.
    4. Día 4: Domingo. No hacemos nada.
    5. Día 5: Lunes. Se añade un vaso de leche, 85 gr de azúcar y 110 gr de harina. Dejamos reposar sin mezclar.
    6. Día 6: Martes. Mezclamos el preparado del día anterior.
    7. Día 7: Miércoles. No hacemos nada.
    8. Día 8: Jueves. No hacemos nada.
    9. Día 9: Viernes. No hacemos nada.
    10. Día 10: Sábado. Apartamos 3 vasos de la mezcla anterior  y se los entregamos a 3 personas a las que deseemos buena suerte y salud.
      1. Al resto de la masa le añadimos el resto de ingredientes:
        1. 220 gr de harina.
        2. 85 gr de azúcar.
        3. 180 ml de aceite.
        4. 1 vaso de leche.
        5. Unas cuantas nueces.
        6. 1 sobre de levadura royal.
        7. 2 huevos.
        8. Una manzana troceada.
        9. Una pizca de sal.
        10. Una pizca de canela en polvo.
      2. Mezclar todos los ingredientes.
      3. Hornear a 180º durante 45 minutos con el horno previamente precalentado.
      4. Dejar enfriar y servir.

Código de Hammurabi

El Código de Hammurabi, creado en el año 1760 a. C. es uno de los códigos legales más antiguos que se han encontrado, y uno de los ejemplares mejor conservados de este tipo de documentos creados en la antigua Mesopotamia. Este código está basado en la aplicación de la Ley del Talión.

Dicho código es, a menudo, señalado como el primer ejemplo del concepto jurídico de que algunas leyes son tan fundamentales que ni un rey tiene la capacidad de cambiarlas. Las leyes, escritas en piedra, eran inmutables. 

Estas leyes son consideradas de origen divino, de hecho, en la talla del código podemos ver representada una imagen en la que el dios Shamash (dios de la Justicia) entrega las leyes al rey Hammurabi. Anteriormente, la administración de la justicia recaía sobre los sacerdotes, pero a partir de la elaboración de este código, pierden tal poder.

Hammurabi ordenó que se pusieran copias de este código en las plazas de todas las ciudades para que todo el pueblo conociera la ley y sus castigos, para lo cual el cuerpo de la ley se expresa en un lenguaje claro, el lenguaje del pueblo. Una de sus leyes es la de "ojo por ojo y diente por diente".

Contenido


Las leyes del código de Hammurabi, legislan de forma particular:

  1. La jerarquía social. Dentro de esta encontramos tres grupos:
    1. Los hombres libres.
    2. Los siervos.
    3. Los esclavos.
  2. Los precios: los honorarios de los médicos varian según se atienda a un hombre libre o a un esclavo.
  3. Los salarios.
  4. La responsabilidad profesional, por ejemplo: un arquitecto que haya construido una casa que se desplome sobre sus ocupantes y les haya causado la muerte es condenado a pena de muerte.
  5. El funcionamiento judicial: la justicia la imparten los tribunales y se puede apelar al rey; los fallos de deben plasmar por escrito.
  6. Las penas: aparece inscrita una escala de penas según el delito cometido. La base es la Ley del Talión.
Se tratan también el hurto y la actividad agrícola, el daño a la propiedad, los derechos de la mujer, los derechos en el matrimonio, los derechos de los menores, los derechos de los esclavos, el homicidio, muerte y lesiones. 

Las leyes no admiten excusas ni explicaciones en caso de errores o faltas.

En dicho código se fija la responsabilidad entre amo y obrero. Éste tiene que recibir un salario mínimo y gozar de tres días de vacaciones cada mes. 

El código no distingue entre derecho civil y penal, es decir, se dan leyes que regulan nos asuntos de la vida cotidiana y leyes que castigan los delitos. Se regulan el trabajo asalariado, el comercio, los préstamos, los alquileres, las herencias, los divorcios, la propiedad, las penas por delitos de robo, asesinato, etc. La pena suele ser mayor si el delito ha sido intencionado y menor si ha sido un accidente; también es mayor si la víctima ha sido un hombre libre y menor si ha sido un esclavo.